La obra de Gaudí cobra vida

Para celebrar el centenario de la muerte del mecenas, “Parabòlic Gaudí” propone actividades en el Palau Güell.

 

Parabòlic Gaudí apuesta por un espectáculo audiovisual que enlaza la cúpula del Palau Güell, haciendo que los elementos geométricos tengan sonido y se puedan ver traducidos. ¿Qué tienes que hacer tú? Relajarte en la tumbona y casi ni pestañear, para no perderte ni un detalle en los 10 minutos que dura el espectáculo.

 

Una de las actividades que tendrán lugar en el Palau Güell es el mapping, a fin de dar a conocer la figura de Eusebi Güell porque es desconocida y la obra que le dedicó el arquitecto catalán considerada Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1984.

¿Qué actividades hay programadas?

Una exposición, varios talleres, un ciclo de música clásica, 2 jornadas extraordinarias de puertas abiertas en el Palau Güell y el vanguardista mapping Parabòlic Gaudí.

Para llevar a cabo el mapping del Palau han utilizado recursos que empró el mismo Gaudí para sus obras, como la geometría, las matemáticas e inspiración en la naturaleza.

 

Aquí tenéis el link del espectáculo para haceros una idea.

Barcelona, Patrimonio de la Humanidad

No es ninguna novedad que la capital catalana es el centro turístico europeo en boca de muchos por su belleza. Asimismo, nueve edificaciones han sido declaradas por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, 7 de ellos diseñados por el arquitecto Antoni Gaudí.

Hacia el año 1984 la Casa Milà, popularmente conocida como La Pedrera, cuya fachada recrea una gran roca cubierta por olas del mar, fue declarada Patrimonio de la Humanidad

Para el año 2005, el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia diseñado por el arquitecto catalán Gaudí el año 1882, fue declarado Patrimonio de la Humanidad, aun sin ser terminado del todo. Ese mismo año también declararon patrimonio la Casa Batlló, situada en la Manzana de la Discordia y la Casa Vicens, inspirada en la etapa orientista de Gaudí.

El Palacio de la Música Catalana, uno de los auditorios más bellos del mundo, recibió el título en el año 1997.

Finalmente, le fueron otorgados dicho título a: el Palacio Güell, el Park Güell y la Cripta de la Colonia Güell.

Vive la realidad virtual en los museos

Cada vez más los museos apuestan por las nuevas tecnologías para ofrecer experiencias diferentes hasta el momento.

Ha llegado la realidad virtual a los museos. Ahora más que nunca, los museos se han dado cuenta que lo que más cuenta es la experiencia en primera persona. Para no quedarse atrás y estar a la moda, muchos de ellos ofrecen a sus visitantes vivencias únicas, donde pasan de ser un espectador pasivo para ser un espectador activo el cual puede entrar de lleno en el contenido expuesto. Gracias a la realidad virtual los artistas cobran vida y nos muestran su proceso de creación en vivo.

 

El Museo Arqueológico Nacional es uno de los primeros museos en integrar esta nueva moda, a través de su aplicación “Vivir en”. El espectador puede recorrer las cinco etapas de la historia: Prehistoria, Protohistoria, Hispania Romana, Edad Media y la Moderna. La aplicación ofrece escenas históricas examinadas hasta el último detalle. Además, pueden pasearse por las calles, viviendas y sumergirse en la forma de vida que tenían nuestros antepasados gracias a la tecnología Samsung Gear VR, que cuenta con un amplio campo de visión de 101 grados.

 

Pero el Museo Arqueológico Nacional no es el único que apuesta por esta iniciativa. The Gaudí Exhibition Center (espacio más grande del mundo dedicado a Gaudí), ofrece un amplio equipamiento tecnológico con el cual realizas un viaje sensorial por el universo del arquitecto catalán. La exposición “Paseando con Gaudí” brinda la posibilidad de encontrarse con el mismísimo Antoni Gaudí en el interior de la Cripta de la Colónia Güell, mediante los videowall, la realidad aumentada, la tecnología LFD y los contenidos interactivos integrados en tablets.

“Navidad en el Museo”, el nuevo programa de Casa Botines

Esta Navidad el Museo Gaudí Casa Botines presenta un amplio programa de actividades dirigido a los infantes de entre 5 y 12 años.

Casa Botines celebra su primera Navidad como museo del edificio, con un programa de actividades infantiles, bajo el título “Navidad en el Museo”.

Dicho programa tiene como objetivo contribuir a la conciliación laboral durante el periodo no lectivo de Navidad y a la vez ofrecer a los niños actividades que estimulen su creatividad y su interés por la ciencia, la cultura y el arte.

Los talleres, sólo disponibles por la mañana, están diseñados para grupo de 20 participantes y tendrán lugar en dos periodos: del 26 al 29 de diciembre y del 2 al 5 de enero. Podrán realizar manualidades navideñas, trencadís, gimcanas culturales, pintura de camisetas, visitas adaptadas a distintas zonas del museo…

Para tener acceso a los talleres se debe hacer una inscripción previa (ya sea para un solo día, varios o todo el programa), a través de la web www.casabotines.es/deac, llamando o comprando en las taquillas.

Y, por si fuera poco, cuentan con la participación de Casa Botines en el XIV Festival Internacional Vive La Magia en el que acudirán los mejores magos del mundo.

Un Museo se convierte en “influencer”

El Museo Casa Botines celebró el pasado sábado el I Concurso de Fotografía en Instagram al que participaron más de 60 personas

El Museo Casa Botines hizo la entrega de los premios al primer Concurso de Fotografía en una de las redes sociales más virales “Gaudígramers2017”, organizado en colaboración con el colectivo “Instagramers León”, comunidad oficial de Instagram en dicha provincia.

 

Colaboraron más de 60 participantes que aportaron 563 imágenes captadas durante la celebración del encuentro “Instameet”, que tuvo lugar el 11 de noviembre.

 

Los galardonados además de recibir un lote de productos de la Tienda Gaudí, un ejemplar del libro que recoge la historia del emblemático edificio y pases gratuitos para las visitas guiadas, pueden disfrutar de sus imágenes en el Museo, ya que ya se exponen ahí.

 

Casa Botines tiene intención de repetir este formato de concurso, extendiéndolo a otras redes sociales, tales como Facebook, Twitter o Vimeo.

 

¿Qué son los Premios Gaudí?

Los Premios Gaudí son una iniciativa del Colegio de Directores de Cine de Catalunya, proveniente de los Premios Barcelona.

La Academia del Cine Catalán es quien organiza y otorga los premios anualmente con el fin de difundir y promocionar las mejores películas, artistas y técnicos del sector cinematográfico catalán.

Su principal objetivo es dotarlos del prestigio y sello de otros premios similares existentes en Europa y todo el mundo, impulsándolos a través de la Academia, que es la institución que aglutina a los profesionales del sector, los académicos, que son los que votarán y decidirán los premios anuales.

 

RITUAL

Hasta que llegue el día de la gala de los Premios Gaudí, se llevan a cabo varias actividades y actos paralelos, como por ejemplo:

  • En La Pedrera tiene lugar el acto de lectura e las nominaciones
  • El Consejero de Cultura recibe a los ganadores de los premios en el Palau de la Generalitat, el día después de la gala.
  • El Alcade/sa de la capital de Catalunya, Barcelona, ejerce de anfitrión en la “foto de familia” de los nominados a los Gaudí en el Palauet Albéniz de Montjuïc. Asimismo, se rinde homenaje público a los nuevos miembros de Honor de la Academia del Cine Catalán

Arte con la luz de la Sagrada Família

La Sala Parés presenta las acuarelas de Joan Vila Grau, autor de los vitrales del templo diseñado por Antoni Gaudí

A Joan Vila Grau le encargaron las vidrieras de la Sagrada Familia en 1999. Sin embargo, en 2010 solo se habían instalado el 45% de los cristales, en el momento que el Papa Benedicto XVI dedicó la basílica. Hoy en día ya están todos en su lugar excepto el de la fachada de La Gloria. El autor explica que lo que ha hecho es una sinfonía de colores, un concepto de Gaudí utilizaba bastante y que él asumió que se adecuaba a un espacio atemporal y ahistórico. “Lo que hemos querido mostrar en la Sala Parés es aquello que se queda en el estudio, que la gente vea que el trabajo es un proceso dubitativo”, comenta Joan.

Su nieto, Joan Vila Boix, crítico de arte, es quien eligió las acuarelas y afirma que en la Parés han querido exponer cómo es el proceso de exportar la idea de los colores en la mente del autor a los ventanales de la iglesia. “Con una voluntad, más que didáctica, de ofrecer las acuarelas con una lógica de arte contemporáneo”.

Sin embargo, Gaudí dejó pocas instrucciones sobre cómo tenían que ser las vidrieras de la Sagrada Familia y sobre los temas que debían abordar. Excepto que los vitrales superiores, los que iluminan las bóvedas, tenían que ser blancos, incoloros, como símbolo del Todopoderoso.

Un ejemplo claro de la combinación de las ideas de Gaudí son los vitrales dedicados a las palabras de Jesús “yo soy el agua viva: en la parte superior, azules intensos que surgen de la claridad que es Dios y que, descendiendo a las profundidades de la iglesia, se transforman en otros colores y formas vida”.

 

Las acuarelas de la Sala Parés generan una sensación de ciclo y eclosión de la existencia que podría evocar al espectador los primeros veinte minutos de la película El árbol de la vida de Terrence Malick.

“Walking with Gaudí” recreación de Casa Batlló en Hong Kong

Los visitantes podrán descubrir la obra del arquitecto Antoni Gaudí gracias a la recreación de la Casa Batlló a gran escala.

La exposición “Walking with Gaudí”, presentada por Telford Plaza en Asia. Se trata de un gran parque temático gaudiniano dentro del centro comercial Telford Plaza Phase 1 y 2 en Kowloon East, Hong Kong.

Muchos os preguntaréis: ¿por qué en un centro comercial? Pues bien, en Hong Kong las grandes representaciones de arte y cultura suelen desarrollarse dentro de los grandes centros comerciales que funcionan como pequeñas ciudades.

Gary Gautier, director de Casa Batlló, comentó que “para Casa Batlló esta exposición en Hong Kong supone una auténtica descentralización del concepto clásico de las exposiciones itinerantes y representa una propuesta cultural inclusiva para todos los públicos. Es decir, con este tipo de sinergias buscamos que el museo sea de todos fuera de nuestra ciudad más allá del mundo digital. También permite acercar la obra desde un punto de vista distinto para redescubrirla. A su vez, esta colaboración supone una gran oportunidad desde la perspectiva de negocio, ya que nos permite mejorar el posicionamiento de marca en el mercado asiático”.

Para que se lleve a cabo la exposición, Telford Plaza cuenta con la colaboración del equipo de Casa Batlló para la creación de contenido, curaduría artística y apoyo en la difusión en el ámbito local y nacional. Además del apoyo de The Gaudí Research Institute y The Gaudí Exhibition Center.

Los visitantes disfrutarán de una experiencia inmersiva 360 con gafas de realidad aumentada y virtual, donde podrán viajar al interior de Casa Batlló para descubrir el universo mágico del arquitecto. Conocerán la leyenda del dragón y los principales símbolos de la arquitectura Modernista de principios del siglo XX a través de la narrativa y la música de fondo.

The Park Güell, over a hundred years of history

Eusebi Güell gave Gaudí the assignment of drawing up plans for developing an estate for well-off families on a large property he had acquired in the zone known popularly as the Muntanya Pelada (bare mountain).

Its location was unbeatable, in a healthy setting and with splendid views over the sea and the Plain of Barcelona. Allowance was made for some 60 triangular-shaped plots on the estate, with a complex network of paths, viaducts and steps to cope with the lie of the land.

Güell wanted to recreate the British residential parks, which is why he named it Park Güell, in English.

October 1900 saw the start of work on dividing the site into levels, with building work proceeding at a good pace. On 4 January 1903, a description published in the Anuari de l’Associació d’Arquitectes (Association of Architects Year Book) noted that the two entrance pavilions had been constructed, as well as the main flight of steps, the shelter for horse-drawn carriages, the outer enclosure, the viaducts and part of the great esplanade, together with the water evacuation system. By 1907 events were already being held in the great square, from which we know that the hypostyle room was entirely covered by then, while the tiled bench running around it was completed in 1914.

The first person to buy a plot in the Park, in 1902, was a friend of Güell, lawyer Martí Trias i Domènech, who commissioned architect Juli Batllevell with building his villa.

Gaudí himself moved there in 1906 to live with his father and niece.

Shortly afterwards, in 1907, Eusebi Güell converted the old mansion (Casa Larrard), that was already there when he bought the site for development, into his usual residence. Over those years, a large number of civic events were held in the great square, with the owner’s approval.

The complex conditions for sale of the plots, under old emphyteusis (lifetime leasehold) contracts, the lack of a suitable transport system and the highly exclusive character of the development all made it unviable. A lack of buyers led to the works being abandoned in 1914, with only two of the sixty houses envisaged having been built. The park thus became a large private garden, which Güell allowed to be used for public events, while it began to appear in tourist guides to Barcelona as one of the attractions of the city.

Eusebi Güell died at his house in 1918, and his heirs offered the park to the City Council, which agreed to purchase it, at its municipal plenary meeting held on 26 May 1922. It was opened as a municipal park in 1926. The Güell family house was converted into a State school, which was named after the teacher Baldiri Reixac, while the zone to the left of the entrance was turned into a nursery of ornamental flowers for the City Council.

Park Güell thus became a public park much appreciated by Barcelona’s inhabitants, as well as a major focus of attraction for visitors. It was recognized as an artistic monument in 1969 and declared a UNESCO World Heritage Site in 1984.

Source: MUHBA (Museu d’Història de Barcelona). Texts by Joan Roca i Albert (director of MUHBA), Mireia Freixa (professor at the University of Barcelona) and Mar Leniz (architect).

 

 

Casa Batlló, a UNESCO World Heritage Site since 2005

A masterpiece of light, colour and shapes, Casa Batlló is now consolidated as an exceptional artistic creation ready to take on, with the greatest responsibility, the task of identifying resources and methodologies to preserve and share the architectural legacy of Antoni Gaudí.

Casa Batlló, built between 1904 and 1906 in the heart of the city, is the most emblematic work of the brilliant Catalan architect.

Gaudí gave Casa Batlló a facade that is original, fantastical and full of imagination. He replaced the original facade with a new composition of stone and glass. He ordered the external walls to be redesigned to give them a wavy shape, which was then plastered with lime mortar and covered with a mosaic of fragments of coloured glass and ceramic discs.
At the top of the facade, the roof is in the shape of an animal’s back with large iridescent scales. The spine which forms the ornamental top is composed of huge spherical pieces of masonry in colours which change as you move along the roof-tree from one end to the other.

The balcony railings in the shape of masks are made of wrought iron cast in a single piece and are secured by two anchor points in such a way that the balconies partly project outwards.

As a whole, the facade is a joyful and allegorical representation, full of organic elements and colours and charged with symbolism, a wonderful spectacle in the city which inspires the most sublime sentiments in all those who gaze upon it. The house is a dialogue between light and colour.

The building consists of a ground floor, a main floor with a courtyard, four further self-contained floors, a loft and a roof terrace. There is private access to the noble floor (the main floor), and a communal stairwell set within the building well which has been expanded and artistically tiled as though it were part of the exterior facade. The Coach Houses are accessed from the street, at street level, and these occupy the area below the courtyard of the Noble Floor, and from here you gain access to the Coal Cellars below.

In total, the house has a surface area of more than 5,000 m². The front of the building looks out onto Passeig de Gràcia, and the back faces the inner courtyard of the building.

The building opened its doors to the public in 2002 in celebration of the International Year of Gaudí and to reveal all of the hidden secrets of its interior. Today, 14 years on, it is proclaimed to be one of the most admired icons in the city of Barcelona, as well as being recognized as one of the most effective historic sites in terms of sustainable management.